Inicio              Contacto                Buscar




Bibliografía Libros Trayectoria Reconocimientos
 
Libros
 

La Manzana

El gusano Luciano vivía en una hermosa manzana roja y con nadie quería compartirla. Pero... ¿podrá conservarla para él solo?

Ilustraciones: Celia Folgado

Editorial Carena, Valencia. Colección: TEATRILLO EN LA ESCUELA nº 3

Compre el libro en: carena@carenaeditors.com - www.carenaeditors.com - telfs: 647700090 - 963333309

Compre el libro también en "Casa del libro".


Pieza de guiñol/teatro dividida en 3 Actos.

Temática: La solidaridad y la virtud de compartir.

PERSONAJES

El gusano Luciano

El pájaro

El conejo

El cerdo

La zorra

La cabra

El burro

La vaca

Gusano I

Gusano II

Gusana

El coro de luciérnagas.

ESCENARIOS

Es un huerto en el que se ve en primer plano una manzana roja muy grande

y con un agujero en el que vive el gusano.

Al fondo se ven más ramas y más manzanas, pero éstas verdes.

La oscura planicie de la noche en la que aparece la luna.

El mismo huerto, pero ahora la manzana roja aparece muy mustia y arrugada, mientras que tres de las que antes

estaban verdes ahora están rojas y tienen un agujerito.

MÚSICA

Clásicos divertidos


FRAGMENTO DE LA OBRA

ACTO 1

En medio del ramaje de los manzanos del huerto una manzana roja destaca sobre las demás, que están en un segundo plano, y verdes todavía. El gusano Luciano asoma su cabecita por un agujero que tiene la manzana.

ESCENA 1 (Luciano.)

El gusano va sacando su cabecita muy despacio y a la vez observando todo lo que le rodea. Su voz tiene un tono de chulería. (La salida se acompañade la Sinfonía nº 1 “Clásica”: Gavotta de PROKOFIEV.)

LUCIANO

Buenas tardes tengan.

Me llamo Luciano,

y como están viendo

vivo en un manzano.

 

Yo llegué el primero,

casi sin aliento,

a esta manzanita

y me metí dentro.

 

Solamente es mía

y no la comparto,

y en ella yo como

hasta que me harto.

 

Esta es la más roja,

la más reluciente,

y todos querrían

clavarle su diente.

 

Pero sólo es mía,

que llegué el primero,

y a nadie le presto

porque yo no quiero.

ESCENA 2 (Luciano, Pájaro.)

Suena La flauta Mágica de MOZART: Aria de Papageno o la Sinfonía de los juguetes: Allegro, también de MOZART. El gusano Luciano se esconde en el interior de su manzana.Aparece un pájaro en escena. Éste tiene voz de pájaro.

 

PÁJARO

¡Qué rojo tesoro!

¡Qué bella manzana!

Daré un picotazo

de muy buena gana.

 

LUCIANO (Saliendo muy rápidamente y asustando al pájaro.)

¡No corra usted tanto!

Quieto ahí un momento.

¿Es que no ve usted

que este es mi alimento?

 

PÁJARO:

¡Válgame San Válgame!

¡Qué susto me ha dado!

¡Jolín, qué modales!

¡Qué mal educado!

 

LUCIANO

Deje de quejarse,

plumilla con patas.

Váyase a otro sitio

y no dé la lata.

 

PÁJARO

Es un egoísta,

pues, esa manzana

para usted solito

es mucha manzana.

 

Se mete el gusano en su agujero y se marcha compungido el pájaro.

 

ESCENA 3 (Luciano, Conejo.)


Suena la música Cuadros de una exposición: Ballet de los polluelos en su cascarónde MUSSORGSKY.

Aparece en escena un conejo que tiene voz de conejo.

CONEJO (Se queda parado contemplando la manzana.)

No vieron mis ojos

cosa tan hermosa

como esta manzana.

¿Estará sabrosa? (Intenta probarla.)

 

LUCIANO (Saliendo muy rápidamente y asustando al conejo.)

¡Quieto conejete

dienti-oreji-largo!

Que ya tiene dueño.

¡Largo, largo, largo!

 

CONEJO

¡Caray, qué carácter

tiene este gusano!

Si llego a tocarla

me muerde la mano.

 

LUCIANO

Esta es mi manzana.

No seas pelmazo.

No te pienso dar

ni un sólo pedazo.

 

CONEJO

Pues esto no es justo

gusano engreído.

Me voy por no verte

por donde he venido.

 

Se mete el gusano en su agujero y se marcha muy triste el conejo.

 

ESCENA 4 (Luciano, Cerdito.)

Suena la música Séptimo, op.20: Tempo de minueto de BEETHOVEN. Aparece en escena un cerdito que tiene voz de cerdito.

 

CERDITO (Sale gruñendo. Hace un silencio y se queda mirando la manzana.)

¡No puede creerlo!

¡Qué rico manjar!

De un sólo mordisco

la voy a zampar.

 

LUCIANO (Saliendo por sorpresa y con carácter agrio.)

¡Un momento, cerdo!

¡Pedazo cochino!

¿No ves que esta casa

ya tiene inquilino?

 

CERDITO (Suplicando.)

Unos bocaditos,

fresquitos, jugosos,

que rugen mis tripas

como siete osos. (Se oye el rugido de las tripas.)

 

LUCIANO (Con desprecio.)

Vete a tu pocilga

pedazo animal,

y lávate un poco

que hueles fatal.

 

CERDITO (Casi llorando.)

¡Qué poco respeto

tiene este gusano:

en mi misma cara

me llama marrano!

 

El gusano se mete nuevamente en su agujero y el cerdito se va casi llorando.

...

Copyright 2008 - Reinaldo Jiménez Morales - Poeta Granadino - Literatura Infantil y Juvenil                        Diseño web INTERCADOS